EDITORIAL

PROYECTO

EMOCIONES

Pablo D. García Brull, Responsable Innovación GSE

¿Hablamos de ti?

¿Por qué es tan importante la educación socio-emocional?  

Es cierto que se trata de un conjunto de habilidades y destrezas que tienen una gran influencia en el éxito personal y profesional. Preparan a las personas para saber regular sus emociones y les ayudarán a adaptarse al entorno y a los cambios, a las dificultades y adversidades siendo resilientes. Además, ayudan a la convivencia y a establecer buenas relaciones sociales, lo que contribuye a aumentar el rendimiento y el bienestar personal y colectivo. 

Los cambios sociales y laborales van a ser tan vertiginosos en el futuro que la gente necesita tener sólidas destrezas emocionales para adaptarse a los cambios, reducir el miedo, la ansiedad, la frustración y el estrés que pueden producir.

¿Cuáles son los objetivos para introducir esta importante competencia en nuestros Colegios? 

Aumentar el nivel de bienestar personal de nuestro alumnado. 

Mejorar su calidad de vida mental y emocional. 

Facilitar su educación para convertirse en personas responsables, autónomas, comprometidas y cooperativas. 

Mejorar las relaciones interpersonales en la escuela. 

Capacitarlos con estrategias de negociación y resolución de conflictos. 

Aumentar sus logros personales y colectivos. 

Dotarles de las destrezas necesarias para adaptarse a los cambios de manera proactiva y afrontar los retos que surgirán a lo largo de su vida. 

Mejorar el rendimiento escolar y capacidad para emprender proyectos propios. 

Los 5 ámbitos de la Educación Socio-emocional.

Tomando como referencia los modelos de formación socio-emocional más avanzados e innovadores, podemos hablar de cinco ámbitos para desarrollar:  

  • Conciencia Emocional. Consiste en conocer nuestros estados emocionales y nuestros sentimientos (conciencia intrapersonal), pero también reconocerlos en los demás (conciencia interpersonal), aumentando nuestro vocabulario emocional. 

  • Regulación Emocional. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no se trata de reprimirlos, sino de regular nuestras reacciones de manera saludable. Las emociones son reacciones fisiológicas a un estímulo. Al hacernos conscientes de ellas, las convertimos en sentimientos, que podemos aprender a regular. 

  • Autonomía Emocional. La conciencia y la regulación construyen nuestra conducta: la forma de vivirlos, analizarlos y canalizarlos de manera positiva y saludable es un aprendizaje que nos lleva a ser autónomos emocionalmente. Saber meditar, reflexionar, relajarse, encauzar problemas… 

Nº16-2020

Edita: Julio Verne  School /Ctra.de l’Alberca,51 CP: 46901 / El Vedat de Torrent / Valencia/ Tel: 96 155 50 11

Diseño gráfico y maquetación: Área de Marketing y Comunicación externa

Responsable de redacción: Octavio Solaz Viana

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco